Mientras el Pleno del Congreso del Estado realizaba la lectura del dictamen para aprobar la cuenta publica 2020 del municipio de Xicohtzinco, un grupito de pobladores inconformes exigieron una auditoria.  

Según ellos, aclararon que no fueron enviados por nadie, pues como ciudadanos piden cuentas claras al presidente en turno Isabel Badillo Jaramillo. 

Mientras los quejosos lanzaban consignas, los congresistas avalaron la cuenta pública 2020, pues consideran que los recursos públicos fueron aplicados correctamente y que no hubo daño patrimonial.