A pesar de que la moribunda administración estatal se ha auto elogiado como uno de los gobiernos con mayor aprobación a nivel nacional en encuestas supuestamente pagadas desde Palacio de Gobierno, los datos duros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), muestran que el crecimiento de la pobreza laboral entre abril de 2020 y abril de 2021, creció un 5 por ciento.

Los números oficiales refieren que Tlaxcala pasó de tener en abril de 2020 el 45.2 por ciento de su Población Económicamente Activa (PEA) en pobreza laboral a 50.1 por ciento para el mismo mes de 2021, lo que indica que este índice aumentó un 5 por ciento, es decir, 30 mil trabajadores cayeron en esta difícil posición.

Considerando que son más de 612 mil los tlaxcaltecas que se encuentran dentro de la PEA, quienes tienen la pobreza laboral son la mitad, por lo que 306 mil habitantes no tienen los suficientes recursos para comprar los productos de la canasta básica.

A esto se suma la caída en el crecimiento económico y otros factores como la informalidad, así como la pandemia de Covid-19 que, en Tlaxcala, resultó un desastre, lo que tiene a la población en una crisis económica.

Los indicadores de empleo comenzaron a reponerse para el primer trimestre de este año y se espera que pueda repuntar en los próximos meses ante un eventual regreso a la nueva normalidad tras la pandemia.