Mientras su municipio sufre graves carencias por la crisis generada por la pandemia de Covid-19 y debido a las erradas políticas públicas adoptadas por la moderna gobernanza de Marco Mena Rodríguez y el pésimo trabajo en el Ayuntamiento de Tlaltelulco, el presidente municipal de esta demarcación, Rubén Pluma Morales utiliza vehículos oficiales para irse a comer y realizar compras en el centro comercial, Galerías Tlaxcala.

Fue la tarde de este domingo que se pudo observar la camioneta del Ayuntamiento de Tlaltelulco que, usa como vehículo particular el alcalde petista, la cual se encontraba parqueada dentro del estacionamiento del centro comercial, evidenciando que no estaba en ese lugar por un asunto oficial, además de ser en un día no laborable.

Se trata de la camioneta Nissan NP300 Frontier color negro modelo 2019 con placas de circulación XC-08-797 del Estado de Tlaxcala, la cual está a cargo del gobierno municipal y debería solo circular en días y horarios laborales, situación que no ocurrió al ser observada este domingo por la tarde en el centro comercial en donde no precisamente se adquieren productos de la canasta básica.

Es así que Rubén Pluma estaría incurriendo un desvío de recursos públicos, ya que además de ser un bien del municipio, el combustible con el que se mueve esta camioneta, proviene del erario de la comuna, lo que implica que se utiliza dinero público para caprichos del alcalde que no logró imponer a su hija como presidenta municipal.

Y es que de acuerdo con personal que labora en el Ayuntamiento, es frecuente que el edil, haga uso de vehículos y recursos públicos para utilizarlos en fines distintos a los de gobernar Tlaltelulco, situación por la que los habitantes de este municipio se encuentran molestos y eso quedó demostrado al no apoyar las aspiraciones de su hija para la alcaldía.