Al interior de la CAPAM se informó que la administración municipal se sigue endeudando y Mildred Vergara solo busca pretextos para evadir las demandas de los empleados.  

A pocos días de que termine la administración pública, existe el temor de que no haya techo financiamiento para finiquitar a los trabajadores de confianza.  

Cabe recordar que, en la quincena pasada, alrededor de 70 trabajadores se inconformaron porque no les podían liberar su pago ante complicaciones económicas.  

Desde hace meses se informó que el departamento de la CAPAM está en quiebra y que los recursos no han sido suficientes para solventar las deudas, por lo que se adelanta que Jorge Corichi recibirá una administración en pésimas condiciones.