La pandemia mundial, aumentó el problema de la falta de trabajadores en el rubro restaurantero

A pesar de que pagan muy bien y proporcionan buenos beneficios, la gente no quiere trabajar como taquero en los Estados Unidos.

“No hay taqueros, no podemos abrir todos los días las diferentes sucursales; tenemos que cerrar un día y no podemos abrir porque nos faltan empleados”, dijo Jackeline Ponce, Gerente de una taquería.

Un taquero en San Diego, puede ganar hasta mil dólares por semana: es decir, unos 21 mil pesos cada 8 días; al mes, alguien que prepara tacos puede llevarse a la bolsa como mínimo de unos 80 mil pesos.

“El horario regular que tiene un taquero con nosotros es alrededor de 50 horas por semana; se le pagan 20 dólares por hora, hasta mil dólares o más”.

Una conocida taquería que nació en Tijuana hace más de 50 años y que ahora se ubica también en California tiene ese problema: no tiene taqueros que trabajen en las distintas sucursales; por tal motivo, este negocio cierra los martes y no puede crecer a pesar de que los tacos le gustan a todos.

“Con la crisis de la pandemia se agudizó el problema: hay gente que se enfermó, no vienen a aplicar y hay muchos dificultades para contratar personal; las complicaciones aumentan porque este tipo de mano de obra  no es muy común de encontrar”, comentó Nora González, administradora de otra taquería.