La colusión entre magistrados y el gobernador, Marco Mena Rodríguez para que el copión, Víctor Manuel Cid del Prado Pineda siga al frente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), quedó evidente al otorgarle un amparo y usar la fuerza pública en su favor.

Los magistrados de la chistera sacaron un amparo para permitirle al copión mantenerse mientras tanto en la CEDH y seguir manejando el dinero con opacidad a pesar de que llegó siendo el más inepto e incapaz de los que estaban propuestos en 2017.

Fue un error de los diputados locales lo que abrió la puerta para que sucediera está situación que aprovechó el copión para que una vez que en el acto en el que nombrarían a un interino, le cortaran la luz a las instalaciones de este organismo.

Ante esta situación, el fraudulento gobernador Marco Mena, mandó a la policía a respaldar a su salamero servidor para tratar de mantenerse más tiempo en esta posición.

Mientras tanto, el mismo Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), desconoce a fondo el por qué le fue otorgado un amparo, ya que no habría un fundamento legal, sino más bien un posible tráfico de influencias al estilo del gobierno moribundo.