El actor narra que a sus quince años lo "chantajearon" para que tuviese relaciones sexuales

El actor Matthew McConaughey habla sin censura en su biografía “Greenlights”, titulada así porque se trata de una historia sobre cómo se pueden “obtener más luces verdes de la vida”, según lo cuenta en esas páginas en las que echa un “vistazo” a sus últimos 50 años y confiesa un episodio de abusos.

El actor estadounidense señala que su obra de más de 280 páginas, no se trata de una “biografía tradicional”, porque pese a contar historias del pasado, no tiene “ningún interés” en la “nostalgia, el sentimentalismo o la reclusión que requieren muchas memorias”.

Según McConaughey se trata de una “obra de enfoque”, un “manual de estrategia” basado en las “aventuras” de su vida “significativas, reveladoras y divertidas”.

El actor tiene muy claro que no quiere ser victimizado por ello que de manera particular narra que a sus quince años lo “chantajearon” para que tuviese relaciones sexuales:

“Estaba seguro de que iría al infierno por haber tenido sexo antes del matrimonio. Hoy simplemente estoy seguro de que espero que no sea el caso”, cuenta el actor de Interestelar.

El histrión también contó otros interesantes pasajes de su vida, como cuando consumió peyote en México en una jaula con un puma y un veterinario le tuvo que poner 78 puntos en la frente; o cuando un hombre abusó de él cuando tenía dieciocho años y estaba “inconsciente en la parte de atrás de una furgoneta”.

En este libro Matthew McConaughey hace un relato sincero en el que saca conclusiones vitalistas y positivas porque reconoce que siempre se ha salido con la suya “en la vida que en los sueños” así como que “nunca” se ha sentido una víctima