Los diputados locales nunca tuvieron la posibilidad de ponerse de acuerdo y nombrar al nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Tlaxcala (CEDHT), por lo que el problema será heredado a la LXIV Legislatura y con ello se estaría afectando también el inicio del nuevo gobierno en la entidad.  

En el contexto cabe informar que el aún presidente de la CEDHT, Víctor Manuel Cid del Prado Pineda, promovió un juicio de protección constitucional que literalmente frena la renovación. 

De acuerdo al expediente 07/2021el Tribunal Superior de Justicia actuando como Tribunal de control Constitucional del Estado, se declaró competente para conocer del juicio.  

Por todo lo anterior se concedió la suspensión del acto reclamado para el efecto de que el Congreso del Estado a través de las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales, Gobernación y Justicia y Asuntos Políticos y la Derechos Humanos de Niñas, Niño y Adolescentes y la JCCP, “mantengas las cosas en el estado que guardan, es decir, abstengan de ejecutar los acuerdos tomados en las sesiones de 30 de mayo y cuatro de junio”.  

Lo antes expuesto, hasta que se tenga resuelto el juicio en definitiva por el Cuerpo Colegiado, eregido como Tribunal de Control Constitucional, mediante sentencia firme, pues la resolución que se dicte en el presente asunto, pudiera tener efectos que conlleven a las autoridades antes citadas a confirmar, modificar o revocar la sentencia recurrida.