Ante la poca aceptación que tiene la candidata del Partido del Trabajo (PT) a la presidencia municipal de Tlaltelulco, María Félix Pluma Flores, el alcalde y papá de la abanderada petista, Rubén Pluma Morales ha caído en la desesperación y ahora trata de comprar a los operadores de otros aspirantes, principalmente del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) que encabeza ampliamente en todas las encuestas.

Personal cercano a la todavía presidente municipal, reveló que debido al rechazo que tiene su hija como candidata a la alcaldía, ha tenido que recurrir al intento de compra de operadores de otros aspirantes, buscando a horas de la elección remontar los más de 20 puntos de desventaja que tiene con la abanderada puntera.

El equipo de campaña de la aspirante de MORENA, ha sido el principal blanco del Picapiedra debido a que, según las encuestas, la morenista estaría cerca de los 35 puntos porcentuales y su hija apenas alcanza los 10 puntos en la intención del voto ciudadano.

Aun cuando, Pluma Morales lograra comprar a los operadores de sus adversarios, el rechazo de la gente a su mal trabajo en la presidencia municipal, lo dejaría en el camino y sin posibilidades serias de heredar el puesto a María Félix Pluma.