A la luz de los recientes eventos del ambiente político, el representante del Partido Encuentro Solidario (PES) en Yauhquemehcan pidió este sábado a los consejeros del Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), Elizabeth Piedras Martínez y Germán Mendoza Papalotzi llevar a cabo una sesión urgente para resolver los temas referentes a la seguridad y garantías en los comicios del domingo.

Con sello de recibido y sin ninguna respuesta, es como ha trascendido este documento, pues de parte de los consejeros del ITE la respuesta fue hacer mutis y seguir adelante sin más reparo. En el documento consta que el representante del PES, Israel Ramos López pide a través del ITE se coordinen acciones con la 23a Zona Militar, la Guardia Nacional, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE).

El motivo es la frágil realidad a la que se enfrentan los comicios y se enlista lo ocurrido en las últimas horas en distintos municipios de Tlaxcala: los rumores sobre cambios en las boletas electorales de Chiautempan; el asesinato del funcionario del INE en El Carmen Tequexquitla; los gatilleros que encañonaron a una familia en Xaltocan y la toma del Consejo Municipal en Tepeyanco. Todos estos motivos son suficientes para redoblar los esfuerzos mantener el orden y la seguridad durante el domingo 6 de junio.

A esta situación se suma la precariedad de condiciones en que el representante del PES reconoce se encuentran algunos puntos donde se instalarán casillas, lejanos a centros urbanos, en patios escolares sin ningún tipo de seguridad a priori que garantice no solo el bienestar de los funcionarios y los votantes, sino el respeto y transparente proceso de las elecciones.

Por lo que, a unas horas de que se celebren las elecciones más efervescentes de la historia moderna de Tlaxcala, queda evidenciado que se pidió el apoyo de la autoridad electoral para proteger los puntos que se saben vulnerables en el proceso y estos decidieron hacer de la vista gorda.