Luego de que se hiciera pública la denuncia que en su momento hizo una mujer por agresiones en contra del candidato del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Marco Antonio Pluma Meléndez, pobladores de este municipio descartaron ir a votar por una persona que se ha caracterizado por ser golpeador de mujeres y desobligado con sus hijos, además de violento.

Características que aseguraron, no debe tener un alcalde que gobierne para los diferentes sectores que conviven en este municipio, por lo que hicieron el llamad a evitar el sufragio por esta persona que en 2014 fue denunciad por haber agredido a su pareja sentimental a pesar de que se encontraba embarazada.

La actitud violenta de Pluma Meléndez ocurrió cuando éste se desempeñaba como Delegado del barrio de Tecpa Pluma y quedó asentada en el Acta Número 256/2014, ante la Agencia Auxiliar del Ministerio Público, perteneciente al Distrito Judicial de Lardizábal y Uribe.

De acuerdo con la declaración de Nallely N. asentada bajo protesta de decir verdad, el día 27 de julio se encontraba en el domicilio de los papás de su concubino, Marco Antonio Pluma Meléndez, cuando alrededor de las 16:00 horas y sin motivo aparente el hoy candidato a alcalde se aproximó y le dijo “te me vas ahorita mismo hija de la chingada” y sin más la tomó de los cabellos y le dio una cachetada.

En ese momento intervino la mamá de Marco Antonio Pluma, de nombre Lucila M., quien le dijo “a poco te vas a ir, si a otras mujeres les pegan peor y se aguantan, tú con nada ya te quieres ir”.

Al sangrar Nallely N. de los labios producto de los golpes, decidió llamar a sus padres que al arribar, alrededor de una hora después, decidieron trasladarla a la comandancia, sitio donde les recomendaron denunciar ante la Agencia del Ministerio Público, pero debido a que comenzó a sentirse mal producto del embarazo, al registrar un sangrado vaginal, fue llevada a un sanatorio particular ubicado en Atempan, Tlaxcala.

Una vez que se mantuvo en observación por amenaza de aborto, fue dada de alta y llevada a su domicilio. Además, Nallely N. aclaró que denunció hasta el 30 de septiembre de ese año al pensar que Marco Antonio Pluma Meléndez podía cambiar, por ser padre de sus dos hijas de iniciales A.E.P.P. y A.P.P., pero por el contrario no lo hizo y se desatendió de sus obligaciones pese a estar embarazada, por lo que posteriormente procedió ante la instancia familiar para reclamar lo que a derecho le convenga.