Como presidente municipal de Totolac, Nahúm Atonal Ortíz, despilfarró el dinero público de las contribuciones de la población.

El perredista se daba sus lujos, usaba vehículos nuevos a nombre del Ayuntamiento, gastaba en fiestas con los mejores vinos. Y hasta mantuvo un equipo de futbol en primera división a costa del erario.

Luego, como diputado local, mantuvo una relación amorosa con su secretaria particular Yajaira Lemus, a quien hasta Los Potrillos un mariachi, le llevó serenata al legislador representante del Sol Azteca.

Un claro desvío de recursos del erario que lo llevaron a la reprobación de sus cuentas públicas y raquítica obra pública en su trienio.

Después de representar los cargos públicos con una gris actuación, ahora quiere sorprender a la población, al participar en las elecciones como alcalde de Totolac.

Y es el partido Movimiento Regeneración Nacional el que impulsa sus aspiraciones, pero la gente ha dicho, voto analizado y dividido, nada para Nahúm Atonal Ortiz.