Para la candida de la coalición "Unidos por Tlaxcala", Anabell Ávalos los ciudadanos no importan y pasan a segundo plano, pues lo primero es acarrear a sus ex empleados para que la apoyen.

Así lo aseguran los ciudadanos de la capital luego de que las oficinas en el ayuntamiento de Tlaxcala se encuentran vacías, desde el área de comunicación, contraloría, gobernación, planeación, entre otras.

Y es que los empleados de la administración capitalina nunca llegaron a su lugar de trabajo pues desde temprano fueron requeridos  con su chaleco rojo y su cartulina para apoyar a la candidata que está 20 puntos abajo en las encuestas, en la ciudad de Apizaco.

Este y otros desvíos de recursos señalan los ciudadanos tendrá que ser aclarados por Anabell Ávalos ante las autoridades electorales.

"Lo bueno es que ya se acaba la campaña, ya nada más nos falta ir a votar el domingo y no lo haremos por Anabell que en la capital su trabajo deseó mucho que desear, afirmó un ciudadano que acudió a realizar u  tramite pero sólo  encontró oficinas vacías.