Hace unos días trabajadores de la CAPAM adheridos al sindicato 7 de Mayo, se manifestaron para exigir el pago de sus prestación. 

Tal parece que su inconformidad provocó la molestia de quienes encabezan la administración municipal capitalina, pues les fue retenida su quincena. 

Se conoció que en lugar de darles una solución a sus problemas, les retuvieron su quincena como un acto de intimidación. 

Fue a través de una denuncia ciudadana que se dio a conocer este tipo de acciones, sin embargo dejaron en claro que no dejaran de exigir sus derechos, pese a que la administración de la capital se encuentra en quiebra total.