El Gobierno implementó la medida en féminas de 50 años y las amenazó con detenerlas si se oponen

Qelbinur “N” insistió en que las autoridades la esterilizaron a la fuerza, en una campaña para reducir la población de las minorías musulmanas.

Cuando tenía 50 años, imploró a su comité del barrio que evitaran la colocación de un dispositivo intrauterino (DIU), pues 2 años antes le implantaron a la fuerza este anticonceptivo: sufrió fuertes dolores y una hemorragia.

No tuvo opción y fue esterilizada con una ligadura de trompas en la clínica de Urumqi, bajo la amenaza de acciones policiales si se negaba. Cuando volvió a casa sangró durante varios días, declaró la mujer china de la etnia uzbeka desde Holanda, donde solicitó asilo.

“¿Por qué imponer esto a una mujer con más de 50 años, menopáusica y que no tiene razón de quedar embarazada?”, se preguntó Qelbinur. Los uzbekos son una pequeña minoría musulmana de Xinjiang, donde predominan los uigures con 12 millones de habitantes.

En Xinjiang, la tasa de natalidad prácticamente se redujo a la mitad entre 2017 y 2019, según el Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI), a partir de un análisis de cifras oficiales. De acuerdo con esta fuente, se trata de la caída más pronunciada entre todas las regiones de China en 3 años.

Durante décadas, Xinjiang tenía una de las tasas de natalidad más elevadas del gigante asiático y la población uigur, experimentó un rápido crecimiento.