Debido a que estos animales son sagrados, se cree que sus desechos dan inmunidad contra el virus

Diversos ciudadanos recurren a tratamientos alternativos para evitar los contagios del nuevo coronavirus; una de las prácticas que se extendió en el territorio indio, es bañarse en estiércol y orina de vaca.

Los pobladores consideran a las vacas animales sagradas y creen que sus desechos, pueden protegerlos del COVID-19. No obstante, los médicos alertaron que este ritual no sólo es falso sino también peligroso, ya que puede contribuir a la propagación de otras enfermedades.

Según relató un informe en el estado de Gujarat al oeste de la India, algunos creyentes asisten a refugios para vacas una vez por semana para realizar dicho “tratamiento”.

Cubren sus cuerpos con estiércol y orina de vaca: hacen yoga mientras esperan que el ungüento se solidifique sobre su piel.

Los ciudadanos confían que este método, hará que su inmunidad aumente y queden protegidos contra el coronavirus; en su defecto si ya están infectados, creen que los ayudará a recuperarse de la enfermedad.

“Eso significa que el cuerpo ya ha absorbido la vitamina B12; aquí vienen hasta médicos, aumentan su inmunidad y pueden atender a los pacientes sin miedo”, aseguró Gautam Manilal Borisa, gerente asociado de una compañía farmacéutica, quien dijo que la práctica lo ayudó a recuperarse del COVID-19 en 2020