A 23 días de la jornada del 6 de junio, simpatizantes de la de la candidata de Morena a la gubernatura de Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros, le apuestan todo a la guerra sucia, la provocación y la intriga. 

Ejemplo de ello es la colocación de una manta en el puente peatonal conocido como “La Garlopa” a la altura de San Esteba Tizatlán, que promueve el voto en contra de la candidata de Unidos por Tlaxcala, Anabell Ávalos. 

Aunado a los ataques a través de redes sociales en contra de la aspirante de la coalición que conforman los partidos PRI, PAN, PRD, PAC y PS, Anabell Ávalos se han intensificado en los últimos días, luego de ser considerada por las casas encuestadoras como la candidata que encabeza las preferencias electorales. 

Incluso, debido a estas noticias falsas algunos ciudadanos han denunciado que fueron víctimas del ataque de bots, como parte de la guerra sucia, pues les solicitan credenciales de elector a los simpatizantes de la candidata de “Unidos por Tlaxcala”, lo que es constitutivo de delito electoral. 

Por todo lo anterior, es de citar que los representantes de la coalición “Unidos por Tlaxcala” presentaron una queja contra la alianza “Juntos Haremos Historia” por presunto uso de elementos religiosos en la campaña por la gubernatura.