Haciendo uso de sus facultades como presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Noé Rodríguez Roldán impuso a su hija, Mariana Rodríguez Olguin como candidata a regidora en la planilla de este partido en el municipio de Calpulalpan a pesar de que la fémina no radica en este municipio de la zona poniente del estado.

Militantes de este partido, reclamaron el que a la vieja usanza del priísmo más arcaico, Noé Rodríguez haya puesto a su hija como candidata a regidora sin tener un merito propio más que el de ser una junior que no ha hecho algo por su partido y mucho menos labor política que le permita ostentar esa aspiración.

Y es que, según los quejosos, este espacio se lo quitaron a gente que realmente ha trabajado por su partido pero que no ha sido considerada por líderes perdedores como Noé Rodríguez, quien ha perdido las ultimas tres contiendas electorales en las que ha participado y esta vez se quedó en el camino de su sueño de ser candidato al gobierno del estado.

Esto aunado a que la hija del líder teibolero (asiduo a los antros para caballeros), no vive ni siquiera en Calpulalpan, ya que radica en la zona residencial “Santa Elena” que se ubica en el municipio de Panotla, por lo que, de acuerdo con los agraviados, no tiene derecho de ser incluida en la planilla.

Igualmente mencionaron la ambición desmedida de Noé Rodríguez, quien además de imponer a su inútil hija, tuvo que recurrir a vestirse de cura para ganar votos en la elección local de 2013, lo que le valió una sanción por parte de las autoridades electorales.