En el marco del 500 Aniversario Luctuoso de Xicohténcatl Axayacatzin, Lorena Cuéllar Cisneros, candidata a la gubernatura del Estado por la coalición “Juntos Haremos Historia”, recibió la Agenda Indígena por parte de grupos originarios de Tlaxcala.

Desde la plaza principal de la comunidad de San Francisco Ocotelulco, municipio de Totolac, la candidata lópezobradorista fue recibida con ritos ancestrales por representantes de municipios con población indígena como Chiautempan, Contla de Juan Cuamatzi, Ixtenco, San Pablo del Monte, y Tetlanohcan, y de las comunidades de San Rafael Tepatlaxco y San Isidro Buen Suceso.

En el acto, la candidata de la colación “Juntos Haremos Historia”, afirmó que se destinarán apoyos como nunca en beneficio de las comunidades originarias del estado. “Se reconocerá con todo respeto la identidad y la condición étnica de los pueblos indígenas de Tlaxcala, trabajaremos juntos en el diseño de políticas públicas que les favorezcan”, remarcó.

De igual forma comentó que se revisará y actualizará la legislación vigente, para incorporar la reglamentación necesaria, y se garantice la preservación y la libertad de los usos y costumbres de los pueblos originarios del territorio tlaxcalteca.

Entre sus propuestas para este sector de la población comento, se encuentran defender y promover el uso de las lenguas originarias; gestionar el establecimiento de una Universidad Indígena en Tlaxcala que permita a las nuevas generaciones estudiar las culturas ancestrales; rescatar la medicina tradicional con capacitación y un vivero de plantas medicinales, que además se procesen, se empaquen y se distribuyan.

“Además, rescataremos y comercializaremos sus artesanías, traeremos a Tlaxcala una representación de la Coordinación Nacional de Pueblos Indígenas y fomentaremos la educación bilingüe en municipios con población indígena. Haremos valer la legislación federal en materia indígena”, exteriorizó.

Cuéllar Cisneros aseveró que, con base en datos oficiales, que en Tlaxcala la población de hablantes de lengua indígena es de 27 mil personas mayores de 5 años, 85 por ciento de náhuatl, 10 por ciento otomí y el resto de otras lenguas originarias. 

Detalló que la población náhuatl se localiza principalmente en los municipios que rodean La Malinche, la Otomí tiene su base en Ixtenco particularmente, mientras que los demás son migrantes dispersos en distintos puntos de la geografía, en tanto que indígena no solo es aquel que viste y habla como tal, sino el que se asuma como tal.