Pese a que el estado pasó de color amarillo a verde en el semáforo epidemiológico nacional, la emergencia sanitaria sigue vigente y las medidas preventivas se deben mantener para evitar un rebrote, advierte ayuntamiento de San Pablo del Monte. 

Afortunadamente en las últimas fechas, los contagios han ido a la baja, sin embargo, ese no es sinónimo de confianza, ya que la nueva enfermedad ha demostrado los daños que puede hacer al ser humano. 

Es por ello que el uso de cubrebocas, gel antibacterial, sana distancia, no saludo de beso ni de mano, serán las constantes hasta que el Consejo Estatal de Salud determine levantar la emergencia sanitaria.

Cabe mencionar que el municipio de San Pablo del Monte se mantiene como uno de los más afectados por la nueva enfermedad, por ello es necesario que la gente siga contribuyendo al cuidado colectivo.