Emulando al personaje de la Chimoltrufia, la candidata del PAN a la presidencia municipal de Tzompantepec, Estela Rojas cayó en contradicciones luego de que fuera cachada en el reparto de las despensas para coaccionar el voto en su favor.

Vecinos de este municipio lamentaron el comportamiento de la panista que primero se quejó y acusó sin fundamentos a sus adversarios de repartir despensas y ella fue evidenciada haciendo este tipo de acciones ante la baja popularidad de su candidatura.

"Cómo digo una cosa digo otra", era su lema de la Chimoltrufia que hoy repite la candidata del PAN, quien pretende comprar la dignidad de los pobladores con una despensa para después cobrarselas mucho más caro.

Para los habitantes de este municipio, está situación es una clara muestra de que a través del trabajo no ha logrado avanzar en las preferencias electorales y en consecuencia se avizoran una derrota el próximo 6 de junio.