De acuerdo a un medio de comunicación poblano, Anabell Ávalos es mencionada como cómplice en la llamada “Estafa Maestra”, refieren las relaciones turbias que sostuvo con dos personajes oscuros de la vida política y empresarial durante el gobierno de Enrique Peña Nieto: se trata de Rosario Robles Berlanga quien se desempeñara como titular de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) y del Juan Carlos Lastiri Quirós, empresario de esa entidad.

En el recuento que se realiza, destaca la muy estrecha relación que mantenía Robles con Anabel desde que la primera se desempañaba como titular de la SEDESOL federal, mientras que la segunda fue designada delegada de esta dependencia a lo que la publicación cuestiona ¿será acaso que la expresidenta de la capital tlaxcalteca tendría relación con los desvíos millonarios que por los que su ejemplo de mujer, se encuentra en prisión?

Máxime porque, señalan que, cuando Ávalos Zempoalteca se desempeñó como presidenta de la alcaldía capitalina, varios colaboradores de Rosario Robles cobraron como asesores del ayuntamiento, como una forma de “compensación” por el apoyo que la Robles dio a la tlaxcalteca cuando compitió por la presidencia municipal de Tlaxcala en el año 2016.

Además, la relación Robles-Ávalos se vio fortalecida con los vínculos del poblano Juan Carlos Lastiri, quien ha sido también señalado por participar en la “Estafa Maestra” por medio de su empresa AGA Constructora.

La actual candidata por la coalición Unidos por Tlaxcala, es señalada por su relación y manejo “en los oscurito” de recursos federales y aparentemente “lavados” en la empresa poblana, la cual dio como resultado la mayor estafa que fue nombrada así porque varios funcionarios públicos triangularon recursos millonarios y graduarse y convertirse así en verdaderos “maestros estafadores”, categoría en la cual podría estar la ahora abanderada prianista al gobierno de la entidad.