Con soberbía y acarreados es como el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) a la presidencia municipal de Apizaco, busca ganar la contienda electoral del 6 de junio y aplicar un gobierno de cerrazón y privilegios para unos cuantos a pesar del lema de “No mentir, no robar y no traicionar al pueblo”.

Tal es el nivel de soberbia del candidato sanchezanayista que evita entablar cualquier tipo de dialogo con los medios de comunicación, tal y como se muestra en videos que circulan a través de las redes sociales, en donde se ve a un candidato sobrado y con un equipo que también no es cercano al pueblo.

Aunado a que evita hablar sobre su proyecto para la presidencia municipal de Apizaco, Rafael Álvarez ocupa a personas de bajos recursos de municipios aledaños para llenar sus eventos, lo cual reconoció un joven que fue entrevistado y que señaló haber sido invitado para que le compraran un tamal y mas tarde le dieran algo más.

Es así que este candidato “fifi” a pesar de ir por el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se comporta más cercano a los partidos que critica el movimiento lopezobradorista.