El ex aspirante a la presidencia municipal de Apetatitlán por el partido Morena, Arturo Báez Pérez, manifestó su enojo por el proceso que se llevó a cabo para elegir al candidato a la comuna, pues consideró que no fue limpio ni transparente, pues al final fue impuesto como abanderado el ex regidor perredista Carlos David Robles Figueroa.

Ese personaje operó en contra de Morena y su hoy candidata a la gubernatura, Lorena Cuéllar Cisneros, de ahí que no se entiende porque esos personajes que ejercieron presión fueron premiados con candidaturas a un cargo de elección popular para los comicios del próximo 6 de junio.

A través de un comunicado, Báez Pérez expresó que el partido que prometió transparencia y cambio en sus prácticas, sin embargo fue lo mismo donde siempre, donde se premió la ambición, el compadrazgo, los privilegios y  se optó por la práctica más sucia que es el dedazo, lo cual demuestra que el partido se contradijo con los principios que ha hecho su fundador en el sentido de no mentir, no robar y no traicionar.

En días pasados varios ex aspirantes manifestaron su enojo por la designación de la candidatura a la presidencia municipal de Apetatitlán, por lo que aseguraron que darían su voto de castigo al ex regidor perredista Carlos David Robles

Báez Pérez lamento que se impulse a personas que no saben que significa ser presidente municipal, pues es obvio que no saben lo que es servir, tener humildad y estar preparado.