Derivado de que no ha logrado aumentar su posicionamiento ante el electorado a pesar de los millonarios recursos que se han invertido para pagar plumas y comprar conciencias, la candidata de la coalición “Unidos por Tlaxcala” Anabell Ávalos Zempoalteca trató de borrachos a los integrantes de la sección 55 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y les mandó unas botellas que se presume fueron pagadas por el gobierno local.

La candidata marinista y marianista, mandó a entregarles a los de la sección 55 botellas de Tequila con un costo aproximado de 600 pesos con la intención de verse beneficiada con su apoyo y así remontar la difícil cuesta de alrededor de 20 puntos porcentuales que tiene con quien encabeza todas las encuestas.

Dentro del bunker de la priísta, se sabe que se determinó comprar botellas de 1800 cristalino, debido a la afición de los maestros por las bebidas embriagantes, por lo que en lugar de pensar en otro detalle, Anabell Ávalos decidió que lo mejor sería un Tequila para que en la borrachera se acordaran de ella.

“A los maestros hay que darles una botella, lo que mejor saben hacer es emborracharse, con un Tequila más o menos estarán contentos y ganaré su respaldo, no hay que pensarle más y hay que llevarles estos presentes”, supuestamente dijo la candidata.

Y es que aunque había otras opciones sobre la mesa para presuntamente comprar con los recursos públicos a nombre de ella, la aspirante prianista aseguró que el mejor regalo para un maestro es una botella y no otras cosas como un libro.