Personal que labora dentro del Poder Judicial de Tlaxcala, afirmaron que están siendo presionados para que realicen actos proselitistas en favor de la candidata de la coalición “Unidos por Tlaxcala”, Anabell Ávalos Zempoalteca, mostrando así que la justicia esta siendo opacada por la parcialidad que se están mostrando para la aspirante que ha sido duramente cuestionada por su cercanía con Mariano González Zarur, Mario Marín Torres, Héctor Ortiz Ortiz y Rosario Robles Berlanga, entre otros destacados personajes de la vida política del país.

Incluso en las redes sociales, los integrantes del Consejo de la Judicatura se dejaron ver en una reunión que sostuvieron con la aspirante priísta, lo que generó críticas en torno a la poca confiabilidad que tiene el Pode Judicial al mostrar que tienen dueño y que eso pone en duda que haya una impartición de justicia en el que no haya tintes partidistas que beneficien a Anabell Ávalos.

Trabajadores del Poder Judicial, aseguraron que en la reunión que se llevó a cabo con la abanderada marianista, fueron los mismos consejeros de la Judicatura y los nuevos magistrados, quienes los conminaron de manera obligatoria a asistir con la exalcaldesa capitalina y escuchar como con el Partido Revolucionario Institucional (PRI) seguirán los privilegios para la clase política y para unos cuantos.

El Consejo Administrativo es el que maneja al personal, por lo que la nomina de los que ahí trabajan está en riesgo si deciden hacerle feo a la invitación obligatoria para apoyar a Anabell Ávalos, practicas corruptas que representan lo más arcaico del tricolor, afirmaron los quejosos que laboran en este Poder.

Y aunque se supone que se goza de cierta autonomía, lo cierto es que el consejero de la Judicatura que representa al Congreso del Estado de mayoría morenista, decidió ir con la candidata de Mariano González, al igual que el que representa al gobernador, el que fue elegido por los jueces y el del presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE).

Esta situación, no sólo pone en riesgo la autonomía de este Poder, sino que da muestra de que en el caso de una impugnación en lo local, seguramente habrá un sesgo en favor de quien fue presuntamente parte de la “Estafa Maestra” cuando fungía como delegada de la entonces SEDESOL.