La cantante mencionó que le reclamó al presentador de "El Gordo y la Flaca" durante los cortes comerciales; el conductor se defendió al decir que era una broma.

El conductor del programa de espectáculos “El Gordo y la Flaca”, Raúl de Molina, está en el ojo del escándalo, luego de que  lo acusaran de hacer tocamientos indebidos a diversas artistas en la emisión. 

Virgi López, cantante de origen venezolano, relató que hace 15 años participó en una entrevista en un jacuzzi, como suelen hacerlo en el programa de Univisión, pero la artista afirmó que el presentador le tocó el trasero debajo del agua. 

La artista mencionó al programa “Chisme no Like” que no pudo reaccionar en el momento y reiteró que De Molina la tocó en tres ocasiones en pleno programa en vivo. 

Sin embargo, ella no fue la única afectada, ya que Lucía Méndez también fue tocada indebidamente por “El Gordo” de Molina. En una antigua grabación del programa es posible apreciar a la actriz de “El extraño retorno de Diana Salazar” quien abraza al presentador, pero éste en lugar de responder al abrazo, la sujeta del trasero. 

Las imágenes causaron indignación, por lo cual la actriz y cantante habló con “Chisme No Like” y afirmó que ella se sintió muy molesta y le reclamó a Raúl de Molina por su actuar, a lo cual el sujeto se defendió al decir que se trató de una broma. 

“Estábamos al aire y solamente le dije ‘oye gordo, ¿qué te pasa? ¿qué onda?’, el me dijo ‘no, nada, es una broma’, así fue como pasó”, afirmó Méndez. 

Lucía resaltó que al instante que el conductor le sujetó el trasero no hizo nada, pero tras los cortes comerciales del programa, aprovechó para reclamarle al presentador de Univisión. 

“En el momento en que me agarró las pompas, soy sincera, no hice nada, pero después, cuando vinieron los cortes dije ‘¿por qué? ¿por qué tan mandado, gordo? Yo no me llevo así”, expresó la artista