Tras la estrepitosa caída en los niveles de popularidad de la candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Anabell Ávalos Zempoalteca, ahora la moderna gobernanza volcó sus baterías para afectar a la gente cercana de la candidata de la coalición “Juntos Haremos Historia en Tlaxcala”, Lorena Cuéllar Cisneros, con el propósito de revertir los niveles de aceptación entre la población.

Esto se da inmediatamente tras el primer debate realizado por el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE), cuyos resultados a todas luces no beneficiaron a la candidata oficialista, por lo que ahora la campaña de desprestigio es ir en contra de la gente cercana de la abanderada del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA).

Gente obligada a trabajar con el equipo opositor y que concuerda ideológicamente con el proyecto del presidente, Andrés Manuel López Obrador, reveló al equipo de la Cuarta Transformación en Tlaxcala, que a través de “Fake News” con medios de comunicación afines al gobierno priísta, con los que mantienen un convenio publicitario de grandes proporciones, iniciará un ataque feroz contra el coordinador electoral, el coordinador territorial y el coordinador distrital; Sergio González Hernández, el Diputado Federal, Rubén Terán Águila y Ramiro Vivanco Chedrahui, respectivamente.

“Gente del gobernador y de Anabell ordenaron que buscáramos todo lo que podía afectar a la gente de Lore, pero a la par, inventar lo que fuera necesario para desprestigiar a su gente, nos mandaron a la PGJE y no había nada, pero ya armaron otras acusaciones falsas, no quieren dejar el poder...se dispuso de todas las secretarías para soltar todo el dinero que no dieron antes”, reveló la fuente a este medio de comunicación.

En el “cuarto de guerra” de Anabell Ávalos, ya tienen las encuestas más recientes que no les favorecen, por eso, la indicación es “debilitar” a los diputados federales y locales, pero sobre todo a los candidatos para que no lleguen a la Cámara de Diputados a nivel Federal.

De ahí el suuesto “jugoso” acuerdo con el actual diputado federal, José de la Luz Sosa Salinas, mejor conocido como “Pepeluche”, quien sin apoyar realmente al presidente Andrés Manuel López Obrador ganó la elección en 2018, pero se pasó del PT al PES y la semana pasada le levantó la mano a la priista Anabel Ávalos.