El primer debate entre candidatos a la gubernatura no fue aprovechado por la candidata de la coalición “Unidos por Tlaxcala”, Anabell Ávalos Zempoalteca que dejó la única oportunidad de poder remontar la inmensa ventaja que le lleva en las encuestas la abanderada de la alianza “Juntos Haremos Historia en Tlaxcala”, Lorena Cuéllar Cisneros.

Anabell Ávalos se le vio tibia en el debate y no capitalizó lo que pudo haber sido una remontada en las intenciones de voto, lo cual ya se reflejó en diferentes encuestas que la siguen colocando muy lejos de la candidata puntera que abandera la 4T del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La candidata oficialista perdió la oportunidad para acercarse en las preferencias electorales y meterse en la contienda por la gubernatura, situación que se reflejó en las encuestas que se hicieron después del debate.

Incluso a su equipo de campaña se le vio desdibujado tras terminar el debate, como asumiendo que la no hizo lo que debía en el debate, hecho por el que priístas, panistas y la chiquillada comienzan a abandonar el barco que se hunde y buscan ya proyectos distritales y municipales.

La inicial algarabía en el equipo marianista comienza a perderse y las dudas sobre las posibilidades de un remonte son mayores, ya que aunque montaron una estrategia de hacer creer que se acercaba a la más posicionada, esto se cayó con el debate en el que se vio a una candidata gris que representa el continuismo.