La mala organización que hay dentro de la Procuraduría General de Justicia del Estado ha provocado el malestar de cientos de personas que quieren tramitar su constancia de no antecedentes penales. 

La gente inconforme hizo llegar a este medio imágenes en las que se ven largas filas; el aglutinamiento de personas sería un foco de contagio de la nueva enfermedad (Covid – 19). 

La gran mayoría de los solicitantes pretenden participar en un cargo de elección popular, por lo que es necesario que al inscribirse entreguen el oficio que descarta vínculo con algún delito. 

Por lo anterior, los quejosos piden al procurador José Antonio Aquiahuatl Sánchez que se ponga a trabajar y deje a un lado sus eternos y lujosos ciclos de vacaciones.