Este fin de semana, el pugilista Israel Rodríguez Picazo, puso en alto el nombre de Tlaxcala al triunfar como el campeón mundial de boxeo de la “World Boxing Federation” (WBF), al vencer a su rival, Héctor García Dolores de Temoaya, Estado de México.

La pelea concluyó con un tiempo de 10 segundos en el décimo asalto, declarándose vencedor por la vía del nocaut técnico, al su rival no poder seguir combatiendo debido a los daños sufridos.

En cuestión de minutos, al darse a conocer la noticia, comenzaron a llover felicitaciones por parte de amigos, conocidos, y vecinos del municipio de Zacatelco, de donde es originario, en donde destacan su excelente desempeño en el cuadrilátero.

En sus redes sociales Rodríguez Picazo, escribió: "¡Sí existe Tlaxcala!, soy el nuevo campeón mundial, ¡sí se pudo!", publicación que fue rápidamente compartida, haciéndose viral de manera inmediata.

Más tarde, el zacatelquense, emitió otra publicación, recordando el trabajo y esfuerzo que le ha costado haber llegado hasta la meta:

"13 años parecen fáciles, pero todo lo que me ha costado... trabajo fuerte, ir a correr solo cuando tus amigos están de fiesta o descansando; ser constante,  entrenar duro año tras años aunque ya no podía, y aún así morirme hasta la raya en cada uno de mis entrenamientos, bajar de peso o aveces hasta no comer por qué no había dinero, pero entre amigos apoyándonos y compartiendo los alimentos y al otro día a seguir entrenando duro; rentar y vivir solo, en un colchón en el suelo por qué no había para una cama y en donde al principio no conoces a nadie y dejas a la familia... con el propósito de cumplir esos sueños" detalló en su perfil de Facebook.

Finalmente agradeció a todas las personas que lo han apoyado y que le han puesto un granito de arena, con tal de que cumpla uno de sus sueños, lograr ser campeón mundial, reiteró que no defraudará a quienes confiaron en él y que esto apenas comienza, "vamos por más" aseguró.