Un grupo de pobladores orquestados por el presidente municipal Picapiedra, Rubén Pluma Morales, se manifestaron en las inmediaciones Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE).  

Los inconformes del barrio de Santa Cruz Tetela, se quejaron porque en la contienda del 6 de junio tendrán que votar por los candidatos del municipio de Chiautempan.  

El simple hecho de que los pobladores de esa comunidad ya no sufraguen en Tlaltelulco, sería un golpe para la hija del Picapiedra, pues María Félix esta en la disposición de que le hereden el poder.  

Los inconformes trataron de ocultar que fueron enviados por el presidente Picapiedra, sin embargo, al interior de la alcaldía se confirmó que el grupo de pobladores fueron financiados por el ayuntamiento para que simularan su enojo.  

Y es que Pluma Morales quiere tapar su pésimo trabajo, pues no supo defender el territorio de Tlaltelulco y ahora los votantes le cobrarán el error en las urnas.