Un audio filtrado por las redes sociales, estaría evidenciando que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados utilizarían la estructura gubernamental para favorecer a la candidata de la coalición “Unidos por Tlaxcala” que conforma el tricolor y sus aliados, por lo que podrían incurrir en un delito electoral que puede ser duramente sancionado de acuerdo con la legislación electoral.

Fue en una reunión realizada en la calle Carril de Miraflores en la comunidad de Atlahapa el pasado 6 de abril, en donde fueron llamados los trabajadores del Colegio de Bachilleres de Tlaxcala (Cobat) para recibir las instrucciones de cómo deben de operar en favor de las aspiraciones de la candidata priísta.

Al estilo del marianismo, fueron obligados a asistir y escuchar la manera de operar que será mediante el conocido 10x10, buscando así que cada uno de los trabajadores de este subsistema que pertenece a la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE), contribuya con sus respectivos 10 convencidos para Anabell Ávalos.

En los audios se escuchan las instrucciones de cómo se deben de llenar los formatos para los promovidos, hecho que se replicó con los trabajadores que laboran en las oficinas centrales del Cobat, quienes tienen la misma instrucción de apoyar a la candidata marianista y que el gobernador Marco Mena Rodríguez quede como un mentiroso delante del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Esta situación, pondría en evidencia que el mandatario estatal podría estar faltando a la firma del Acuerdo por la Democracia que firmó con el titular del Poder Ejecutivo federal, en donde se comprometió a no meter la manos en el proceso electoral, hecho que estaría faltando debido a que se sabe que están utilizando la estructura gubernamental local para operar en favor de Ávalos.