Tras haber dejado el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por no darle una candidatura y lograr un espacio a importante en la delegación del Bienestar, hoy el borrachales, Carlos Augusto Pérez Hernández mejor conocido como “tragos Augusto” arrancó su campaña para la diputación federal por el tercer distrito.

El bohemio político priísta disfrazado de morenista, dio inicio a sus labores proselitistas por el tercer distrito federal en la cabecera distrital que es Zacatelco, donde apenas y pudo dirigir un discurso por la resaca que llevaba.

Carlos Augusto fue parte de los coordinadores del supuesto fraude que puso en la silla de Palacio de Gobierno a Marco Mena Rodríguez y tuvo que ser otro priísta con disfraz de morenista, Rubén Terán Águila quien lo rescató de las filas de la aviación en el gobierno priísta para incorporarlo a la 4T.

Afectó a las copas y al dinero fácil, tragos Augusto ahora pretende ser el representante del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en el tercer distrito, olvidando su pasado priísta al lado de distinguidos personajes como Mariauno González Zarur y Marco Mena Rodríguez, ambos unos destacados gobernadores que no le robaron al pueblo de Tlaxcala.

Se sabe que Carlos Augusto ha sostenido reuniones con la candidata de la coalición “Unidos por Tlaxcala”, Anabell Ávalos Zempoalteca a quien prometería trabajar conjuntamente para que el PRI siga al frente del gobierno local.