Tras las imposiciones en las candidaturas a las presidencias municipales del Partido Acción Nacional (PAN), militantes y simpatizantes denunciaron que fue un cochinero el proceso mediante el cual los albiazules determinaron a quienes serán los candidatos que acompañarán de la mano a la candidata a la gubernatura de la coalición “Unidos por Tlaxcala” que encabeza el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Anabell Ávalos Zempoalteca.

Así lo informó Iván Carmona quien afirmó que el proceso interno fue solamente para favorecer a grupos internos ligados a los dirigentes, por lo que dijo que el PAN se han convertido en un cochinero al cual da asco pertenecer, más aun cuando olvidando los principios se han unido al PRI en una alianza con la única intención de que se mantengan los privilegios a los mismos de siempre.

En la sesión del Consejo Estatal que se realizó el martes pasado, el panista aseveró que se violentaron los estatutos, la Constitución federal, cuando impusieron candidaturas con registros de manera individualizada y no como se estableció en la convocatoria interna en la que se llevaron a cabo diferentes registros.

“Hagan lo que quieran, hagan lo que les dé su regalada gana, ahora resulta que quienes se fueron del partido ahora los premian con candidaturas, no les da vergüenza”, dijo en alusión al presidente interno del Comité Directivo Estatal (CDE), Miguel Ángel Polvo Rea.

Y es que Polvo Rea ahora dice ser muy panista e incluso impuso a su esposa como candidata de Tlaltelulco a la presidencia municipal, mientras que hace un par de meses cobraba en la nomina de la delegación del Bienestar.