La Comisión Estatal de Derechos Humanos, con el objetivo de trabajar sistemáticamente y de manera permanente con las Instituciones Educativas del Estado, brindándoles acompañamiento y orientación, para que integren dentro de sus actividades, estrategias, además de herramientas de trabajo, basadas en un enfoque de Derechos Humanos, que contribuyan a la creación de ambientes libres de violencia, certificó este día, a tres Instituciones Educativas de Nivel Básico del Municipio de Chiautempan como Escuelas Promotoras de Derechos Humanos.

Como parte de las acciones que la CEDH realiza para garantizar la capacitación, promoción y divulgación de los Derechos Humanos, el Presidente del Organismo Autónomo, Víctor Manuel Cid del Prado Pineda y la Dirección de Programas, entregó el título al Profesor Jaime Acoltzi Meléndez, Directivo de la Escuela Primaria “Centro Escolar”, a la Maestra Araceli Trejo Padilla, Directora de la Escuela Secundaria General “Valentín Gómez Farías” y a la Maestra, Sarahi García Reyna, Directora del Centro Cultural Lafayette.

En este acto, el Presidente de la CEDH, Víctor Manuel Cid el Prado Pineda puntualizó a los representantes de las Instituciones Certificadas, que han adquirido un compromiso para hacer de la Institución Educativa una generadora y difusora de Derechos Humanos, para lograr una convivencia armónica, justa y sana en el contexto escolar, además, de realizar políticas en un plan de acción, que fortalezcan la formación, capacitación y profesionalización del personal académico, administrativo, padres de familia y alumnado, que contribuya a buenas prácticas para la disminución del bullying y violencia escolar.

Asimismo, se buscará construir actitudes y valores de respeto a la dignidad de las personas, con el fin de fortalecer el desarrollo de habilidades sociales, como la empatía, escucha activa, comunicación asertiva y la promoción diaria de los Derechos Humanos en la formación de un Consejo Prodignidad, el cual funcionará al interior de la Institución como una unidad especializada para la atención y/o canalización de situaciones vulneradoras de Derechos Humanos en el contexto escolar.