Activistas agremiados al Frente Nacional por la Familia se apostaron frente al Congreso del Estado para manifestar su inconformidad por la reciente aprobación de los matrimonios igualitarios.  

Los inconformes fueron nombrando uno a uno de los legisladores, y les reprocharon, “no nos representas por haber votado en contra de la familia”.  

Desde su perspectiva de los participantes se precisó, “reconocemos el derecho de los niños de tener papá y mamá, la adopción no es un derecho de los adultos, es un derecho de los niños, la institución matrimonial entre un hombre y una mujer por sus fines, crea el mejor marco para el desarrollo de los niños, como señalan diferentes investigaciones científicas. Manifestamos nuestro total desacuerdo en los matrimonios homosexuales, es una Ley que ataca la familia. Los diputados tlaxcaltecas no nos representan por haber votado en contra de la familia”. 

Por último, señalaron que los congresistas atentan con la célula primordial de la familia, por lo que le mandaron que haya un freno a esta práctica, que lesiona la ley de la naturaleza humana.