Pobladores del municipio de Muñoztla este domingo protagonizaron una caravana pacifica para manifestar su rechazo a la construcción del nuevo panteón de Chiautempan.

Los quejosos advirtieron que ya no habrá negociación con las autoridades municipales para la ejecución de obra, “porqué nos han ofendido y hemos sido víctimas de agresión”.

Armados con pancartas y lonas, emprendieron una caravana para pedir incluso la intervención de las autoridades estatales, pues según ellos, “todo Muñoztla no quiere la obra del nuevo panteón”.

Encabezados por el presidente de Muñoztla, Gregorio Muñoz Muñoz, aseguró que “la gente no quiere un panteón como obra de impacto, en todo caso se requiere una escuela”.

Desde 2019 pobladores de Muñoztla han intentado detener la construcción de este panteón, señalando al gobierno municipal de presuntamente incumplir con los acuerdos firmados con ellos y asentados en un acta ante la Secretaría de Gobierno en 2020.