La publicación realizada por la panista Guadalupe Sánchez Santiago en la que dio a conocer que le fueron robadas las llantas de su lujosa camioneta con sus respectivos rines, fue causa de burlas y de muestras de indignación contra la junior política.

La excandidata perdedora a la diputación federal, fue víctima de los amantes de lo ajeno en Loma Verde, lo que hizo que algunos usuarios de las redes sociales se burlaran de qué ahora a una política le tocará ser víctima de la delincuencia.

Con la frase “ladrón que roba ladrón”, fue atacada la hija del exgobernador Emilio Sánchez Piedras, quien logró vivir del erario por el tricolor y luego intentó fallidamente ser legisladora federal por el albiazul.

Este tipo de robos se han mantenido en las principales ciudades del estado, tratándose de bandas dedicadas a este ilícito.