Cuando le comunicó a su esposo que quería divorciarse, el sujeto la amarró y la hirió varias veces con un cuchillo

Una fémina que trabajaba como asistente de mago, tuvo que recurrir a las habilidades que aprendió en este oficio para defenderse, luego de que su pareja la amarró y trató de cortarle el cuello. Alison “N” de 64 años, fue atacada por esposo Juan “N” de 66, después de que su matrimonio de 11 años terminó.

Trascendió que el sujeto había estado preso por matar a su primera esposa; en esta ocasión, ató con cuerdas a la afectada y la retuvo como rehén durante por lo menos 4 horas, antes de atacarla con el cuchillo.

Sin embargo, el hombre no contó con las habilidades que la mujer aprendió como asistente de mago tras lo cual, logró liberar una de sus manos para escapar.

El abogado Francis McEntree, señaló en el juicio contra el agresor: “ella sabía cómo dar la impresión de que estaba fuertemente atada”.

“Recibió un corte profundo en el cuello y heridas defensivas en la mano, que requirieron 6 operaciones”, indicó el litigante. Tras las acusaciones que le imputaron el varón admitió intento de asesinato, encarcelamiento falso y quedó detenido indefinidamente.

La Preston Crown Court, escuchó que el sujeto tenía un trastorno delirante y lo sentenció a cumplir una cadena perpetua