·         Cargaban una pipa en una toma clandestina en Calpulalpan.

 

La efectiva reacción a cargo de la Policía de Investigación adscrita a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), permitió asegurar y poner a disposición de la autoridad correspondiente a dos personas del sexo masculino por el delito de robo de hidrocarburos, ya que fueron sorprendidos en el momento que cargaban gas a una pipa a través de una toma clandestina en Calpulalpan. 

La detención se concretó durante los trabajos de campo que realizan los oficiales, quienes a través de una llamada de emergencia, fueron informados que en un camino de terracería que conduce hacia el rancho Santa Cruz, en el municipio de Calpulalpan, se encontraba una pipa de gas con dos hombres, quienes realizaban maniobras para la sustracción de hidrocarburo de un ducto ilegal. 

Con esta información, los oficiales se trasladaron al lugar referido, donde ubicaron a los dos masculinos a bordo de una pipa color blanco con rojo, marca Chevrolet, tipo pick-up, con la leyenda Gas el Mexicano, a quienes se les solicitó a través de alto parlante detener su marcha. 

Con la finalidad de corroborar la situación que prevalecía, los investigadores requirieron a los sujetos realizar una inspección preventiva de la unidad. 

Resultado del control preventivo, quienes dijeron llamarse Óscar N., y José Manuel N., no acreditaron la factura de carga de gas, además dijeron no pertenecer a una empresa, ya que compraron los uniformes en un tianguis,  y reconocieron que la pipa que utilizan para la extracción y venta del gas es rentada. 

Por estas acciones, y al estar ante un delito flagrante, los policías de Investigación aseguraron a Óscar N., de 44 años de edad y José Manuel N., de 42, mismos que fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público Federal adscrito a la Fiscalía General de la República (FGR) delegación Tlaxcala, así como la camioneta, para que continúen con los actos de investigación respectivos. 

Es así como la Procuraduría de Tlaxcala confirma su compromiso ante la ciudadanía de combatir por todos los medios legales los diferentes delitos, con el objetivo de que prevalezca el estado de derecho.