Luego de que los integrantes del Congreso del Estado no lograron ponerse de acuerdo para nombrar al magistrado que ha de suplir a Elsa Cordero Martínez a partir del 4 de marzo, será el titular del Ejecutivo local quien nombre de manera directa al nuevo profesional del derecho.  

Y es que los integrantes de la LXIII Legislatura sesionaron fuera de los tiempos legales, además de que no obtuvieron la mayoría calificada para designar al nuevo integrante del Pleno del Poder Judicial del Estado.  

Este miércoles se reanudó la sesión iniciada desde ayer, el dictamen de la Comisión de Puntos Constitucionales que encabeza Luz Vera Díaz se mantuvo con la propuesta para la designación de Luis Manuel Muñoz Cuahutle como magistrado propietario, pero en la votación no fue avalado por 12 de ellos. 

Ante este escenario, la presidenta de la mesa directiva del Congreso local, Mayra Vázquez Velázquez, hizo la declaratoria respectiva, “De acuerdo con la votación emitida en lo general y en lo particular y por no haberse obtenido las dos terceras partes del total de los y las diputadas que integran la LXIII Legislatura, de conformidad con el artículo 84, primer párrafo de la Constitución Política de Tlaxcala, se declara no aprobado el dictamen con proyecto de decreto, por mayoría de votos”. 

De esta manera y de “acuerdo con la fracción VII del artículo 83 de la Constitución Política de Tlaxcala, establece que corresponderá al Ejecutivo estatal realizar la designación del próximo magistrado, quien durará en el cargo seis años”. Esto será posible tomando en cuenta la terna que propuso al Poder Legislativo. 

Es decir, al titular del Ejecutivo local, Marco Antonio Mena Rodríguez, le corresponde seleccionar a una de sus tres propuestas de forma directa, Luis Manuel  Muñoz Cuahutle, Pedro Sánchez Ortega o Augusto Zárate Pérez.