El día de ayer en diferentes municipios del estado, supuestos encuestadores del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), realizaron una muestra demoscópica en diferentes municipios de la entidad para determinar el posicionamiento de aspirantes a las presidencias municipales, diputaciones locales y federales.

Muchos sin ser morenistas y claramente aquellos que operaron en contra y no paraban de insultar al presidente de la República y fundador de MORENA, Andrés Manuel López Obrador fueron incluidos en las encuestas ya que ahora han cambiado.

En las demarcaciones fue clara la encuestas en la que se perfiló ya el género que llevarán las boletas electorales a los diferentes cargos de elección popular en disputa, por lo que ya se avizora un éxodo de aquellos que a pesar de su lealtad y de su posicionamiento, no fueron tomados en consideración.

Nuevamente la cuota de género es una carga para los partidos y al final para la ciudadanía que deberá votar por alguien a pesar de no llevar trabajo político y solo por el simple hecho de cumplir una paridad.

Las irregularidades en el proceso interno son visibles y se habla de que algunos que tienen poder de injerencia dentro de la mesa de negociaciones, incluso se presume que pidieron dinero para el posicionamiento de aspirantes y un claro ejemplo es que el cuñado del actual alcalde de Chiautempan aparece dentro de las encuestas, aún con el rechazo que tiene el edil y los problemas en la comuna.