A unas horas de que se diera a conocer la hospitalización de Ricardo González Gutiérrez, mejor conocido como el payaso “Cepillín”, se revelaron cuáles fueron los motivos por los que fue a parar a un nosocomio de Satélite, en el Estado de México (Edomex).

“Chisme no like”, programa de espectáculos en internet, fue el medio de comunicación que logró tener una llamada telefónica con el famoso payaso, quien aclaró que su internamiento no tiene nada que ver con el nuevo coronavirus COVID-19.

“Estaba bajando las escaleras, y por la edad o por lo que tú quieras, ya me iba a caer y me agarré del pasamanos (…) Me dio el chicotazo, sentí un tirón en la columna”.

Cepillín

En sus primeras declaraciones, el comediante agregó que mañana tendrá que ser operado, sin embargo no dio detalles de su diagnóstico.

“Le pido a la gente que rece por mí, para que todo salga bien” .

Ricardo González Gutiérrez, payaso Cepillín

Esta no es la primera vez que Cepillín es internado de emergencia, pues se sabe que ha sufrido al menos tres infartos, de los cuales ha salido bien librado; además, en la entrevista telefónica que le brindó a Chisme no like señaló que toda su vida fue “muy hiperactivo”, lo cual lo llevó a fracturarse varios huesos de la cara y a caerse del trapecio.

Así comenzó la carrera de Cepillín

La carrera Ricardo González comenzó cuando estudiaba odontología en Monterrey, Nuevo León. En su facultad se llevaban a cabo campañas de higiene dental dirigidas a los niños, en las que el comediante participaba disfrazado para no darle miedo a los niños.

Ahí nació Cepillín.

Después de seis años de gran éxito en Monterrey con un programa que se transmitió por el Canal 12, Cepillín decidió viajar a la Ciudad de México y probar suerte, el resto, ya es historia