La conductora mexicana habría ocasionado un escándalo luego de que le negaron el servicio en un establecimiento de comida.

Una vez más la conductora mexicana, Galilea Montijo volvió a colocarse en el centro de las críticas por presuntamente haber acudido a un restaurante a comer, pese a que hace tan solo una semana se enteró que resultó infectada por segunda vez de COVID-19.

Sin embargo, la irresponsabilidad de la también actriz no fue lo único que desató la polémica, sino que en el restaurante ubicado en Polanco armó todo un escándalo, debido a que le negaron el servicio por ser portadora del virus del SARS-CoV-2.

Así lo reveló el periodista Dael Quiroz en su canal de YouTube ‘Arguende TV’, donde relató que Galilea acudió a dicho restaurante acompañada de su hijo y su trabajadora. Aunque en un inicio se llevarían la comida a su casa, de pronto cambiaron de opinión y decidieron comer en el lugar.

Sin embargo, cuando una empleada le estaba tomando la orden, alguien más le notificó que la conductora estaba infectada de coronavirus, lo que desató un conflicto entre los trabajadores y la actriz.

“Se armó un argüende porque Montijo decía que la estaban discriminando, que la estaban atacando y que no la querían atender. Llega el gerente, se armó el pleito y dicen que Galilea se tranquilizó porque su trabajadora le informa que estaban a punto de llegar los medios”, comentó.

Galilea Montijo da positivo a COVID-19 por segunda vez

Fue apenas el pasado lunes 22 de febrero cuando Galilea se realizó la prueba para detectar al COVID-19, misma que resultó positiva.

Tras darse a conocer su contagio también se ventilaron algunas fotografías de la actriz de vacaciones en Acapulco con su familia, días antes de que resultara infectada