Mientras delitos de alto impacto social han disminuido en los meses de pandemia y principalmente en los de confinamiento, otros como el robo a casa habitación y el robo a negocio aumentan en su número de denuncias ante las autoridades locales que no logran frenar la delincuencia a pesar de que presumen que Tlaxcala es el segundo estado más seguro del país.

Mientras los índices económicos muestran una crisis en la segunda entidad más pequeña del país, a la par aumentan delitos que serían como un efecto de la dificultad económica que arrecia en el estado que menos aporta al Producto Interno Bruto (PIB) de la nación.

Un caso específico es el crecimiento en las denuncias por robo a negocio, ya que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), señala que este delito se triplicó en enero con respecto al mismo mes de 2020.

Fueron 33 las denuncias que cayeron en las manos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), cifra mayor a lo registrado hace un año que fueron 11 los casos y también números que rebasan los 23 ilícitos de diciembre pasado.

Mientras delitos supuestamente causados por el mal manejo de la pandemia se registran y aumentan a diario, la política domina el ámbito de la administración estatal que prepara sus maletas a la inminente llegada de la 4T, ya que según las encuestas la candidata de AMLO le lleva casi 3 a 1 a la candidata de Mariano González.