Mediante una denuncia ciudadana que hicieron llegar a este medio, se informó que algunas comunidades de Tlaltelulco siguen careciendo de agua y que el presidente Picapiedra Rubén Pluma está más entretenido en apuntalar las aspiraciones de su hija María Félix Pluma Flores en lugar de atender sus deberes como servidor público. 

Según la denuncia se informa, “Muy lamentable el actuar del presidente Picapiedra, la semana pasada se dedicó a repartir volantes en contra del Panteón de Chiautempan,  alborotando a la gente,  del municipio,  que si bien no intervinieron,  fueron espectadores a distancia, no dimensiona el peligro al que expone a la población,  cuando la mejor alternativa es el diálogo y respetar la autonomía de cada municipio,  olvidándose de las necesidades de Tlaltelulco”

“Llevamos varios días sin servicio regular de agua potable,  en plena pandemia, cuando las medidas sanitarias son necesarias, solo le interesa que su brillante e inteligente hija llegue a la presidencia,  tienen experiencia en negociar con diferentes colores, en las elecciones pasadas estuvieron con Marco Mena y con Lorena Cuellar, esta vez harán lo mismo, no tienen llenadera, están súper millonarios con sus constructoras que  le trabajan para el mismo municipio,  solo piensan en seguir llenando sus arcas y el pueblo que sufra las consecuencias de su mala administración.  

Le hacemos un llamado al señor Gobernador que volteé a Tlaltelulco y no solo lo hagan en campañas políticas”. 

De hecho, piden que las autoridades competentes revisen la aplicación de los recursos públicos y se verifique en donde se han destinados los impuestos de los ciudadanos.