A unos meses de que hiciera el ridículo al mandar boletines a los medios de comunicación de que pronto tomaría protesta como diputado federal en el lugar de Rubén Terán Águila, el empresario Luis Antonio Herrera Pérez ahora busca la candidatura del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para la presidencia municipal de Tlaxcala.

Herrera Pérez puso sus esperanzas en el fallecido senador, Joel Molina Ramírez y luego de su desafortunada muerte buscó cobijo con Ana Lilia Rivera Rivera, quien cayó derrotada en las encuestas para la gubernatura a manos de Lorena Cuéllar Cisneros.

Con la derrota a cuestas y buscando golpetear a la inminente candidata de MORENA al gobierno del estado, el empresario del ramo deportivo se hace promoción para ser quien encabece la candidatura en la capital tlaxcalteca.

Al parecer la situación se torna complicada para el suplente de Rubén Terán y seguramente se quedará con las ganas de ser candidato pero también de ocupar la curul como diputado federal.

Personal que labora cercano al empresario, asegura qué hay maltrato hacía sus trabajadores y que estaría actuando en contra de los ideales de la 4T.