La historia de traición que sepultaron sus aspiraciones con la lamentable muerte del senador, Joel Molina Ramírez tiene a la diputada federal suplente, Claudia Pérez Rodríguez jugando en dos bandos y por dos cargos con el Movimiento de Regeneración Nacional (MC) y con el Partido Acción Nacional (PAN).

Con las siglas que hoy le dan una curul en San Lázaro, pretende la reelección para permanecer tres años más en el puesto y tener una posición tranquila que le permita seguir aspirando a gobernar la capital del estado.

Se presume que con los colores del PAN, busca ser la candidata a la presidencia municipal de Tlaxcala, luego de que en MORENA no tuviera la oportunidad al ser un masculino el que encabezaría la candidatura del instituto político de moda.

La traición a Lorena Cuéllar Cisneros y el doble juego, le estaría cobrando facturas a la legisladora que quedó en la orfandad política tras la sorpresiva muerte del senador Joel Molina a finales de 2020.

Y tras posicionarse muy cercana a la más fuerte contendiente por la gubernatura, hoy su futuro político se encuentra a la deriva y en busca de cobijo para mantener una posición política que le permita estar vigente unos años más.