Tras ser exhibidos como unos ineptos por especialistas de institutos nacionales de salud, la moderna gobernanza del tricolor, no ha tenido la capacidad de contener la pandemia por COVID-19 y las cifras oficiales muestran que la mortalidad y los contagios no se detienen ante los nervios de esta administración para posicionar a su candidata al gobierno local. 

Los datos de la Secretaría de Salud (SESA) que presumía su tratamiento inservible TRN4, refieren que en las primeras dos semanas de febrero, ha habido al menos 154 fallecimientos reconocidos por Coronavirus en la entidad.

Mientras tanto, el número de contagios en este lapso pasó de 14 mil 343 a 15 mil 335, es decir, casi mil casos más se agregaron durante 14 días.

En promedio en este periodo se contagiaron 70 personas diarias por este virus y el número de muertos fue de 11 portadores por día, esto quiere decirte que se contagiaron tres personas cada hora y murió un paciente cada dos horas.

Aunque se sabe que los números oficiales que maneja la moderna gobernanza no son confiables y que estarían ocultando la realidad, lo cierto es que personal que labora en los centros de distribución de oxígeno, afirman que ha bajado la demanda de esta suministro que es de vital importancia para los enfermos de COVID-19.